Educación Básica desarrolla programa de prácticas en establecimientos públicos de la región

EBA 1

“La Carrera de Pedagogía en Educación Básica inició su programa de prácticas en establecimientos públicos de la región. La práctica se ha adscrito al Programa de Tutorías para Chile que busca apoyar a niños y niñas del sistema escolar, a través de clases realizadas en modalidad virtual y a través de grupos pequeños, lo que representa un desafío relevante, puesto que nuestros y nuestras profesores en formación se unen a la tarea que realizan miles de docentes del sistema escolar hoy. Todos los estudiantes han participado ya del Taller de Contención emocional, dirigido por la psicóloga Gabriela Claro y se están preparando en ámbitos como enseñanza en grupos pequeños, priorización curricular y TIC”, señala desde Educación Básica PUCV, la coordinadora de prácticas Yazna Cisternas.

La docente de Educación Básica expresa que un principio fundamental es “que los futuros profesores básicos demuestren, en su actuar profesional, flexibilidad y proactividad para la toma de decisiones, en diferentes escenarios pedagógicos, propiciando el trabajo colaborativo con otros profesionales de la educación para responder a las necesidades del contexto sociocultural en el que se encuentra inserto…. tal como declara una de las competencias de nuestro perfil de egreso. La línea de aprendizaje-servicio continúa siendo parte de las estrategias y actividades propuestas y desarrolladas en práctica”.

Así, 10 estudiantes cursarán la Práctica Profesional en la Escuela Puente Colmo de Concón; 29 estudiantes realizarán su Práctica Intermedia en Escuela Grecia de Valparaíso y en Escuela República del Líbano de Viña del Mar.

Yovanna Ponce, docente y tutora de Educación Básica PUCV, agrega que la carrera se preparó con ánimo, responsabilidad y la certeza que será una excelente experiencia de práctica con diversos aprendizajes, tanto para los profesores en formación, como para el equipo de práctica, los/as mentores, pero sobre todo para los niños y niñas de las escuelas que recibirán el apoyo brindado.

“Tal vez en marzo cuando comenzó la crisis sanitaria en el país, nadie pensó que podríamos llegar a septiembre y estar aún sin presencialidad en la escuela. Sin embargo, en el transcurso de estos meses hemos logrado aprendizajes muy diversos, que tal vez en otra ocasión no los hubiésemos percibido o vivenciado, por ejemplo: valorar el esfuerzo de cada familia para que sus niños y niñas logren aprendizajes, reflexionar sobre la capacidad de los profesores para reinventarse y enfrentar de la mejor manera esta nueva forma de vivir nuestra profesión. Creo que en estos momentos nuestros principales desafíos, como carrera de Educación Básica, está ser un aporte para potenciar y contribuir de manera efectiva en los aprendizajes de los niños y niñas de aquellos colegas que amorosamente nos han permitido ingresar a sus distintas realidades que se viven en sus cursos. Y no menos importante, el desarrollo formativo en coherencia con el perfil de egreso de nuestros estudiantes”, puntualiza.

Según su opinión, la crisis sanitaria nos ha puesto a todos al límite de la capacidad de reinvención, flexibilidad, optimismo, resiliencia y pensamiento positivo frente a la adversidad.  “Estar viviendo esta pandemia es un momento histórico para la humanidad, que ha puesto retos o desafíos en todos los ámbitos de la vida, y la educación no ha estado ajena a ellos. Uno de los principales desafíos que nos enfrentamos en la actualidad es mantener en estado saludable la emocionalidad de niños y niñas, lograr formar vínculo para propiciar un clima de aula amoroso y contenedor, que se transforma en un gran desafío cuando nos une y a la vez nos separa la pantalla del dispositivo que estemos utilizando para conectarnos”, explica.    

Rocío Ferret, estudiante de Educación Básica con mención en Matemáticas, cursa actualmente la práctica final en la Escuela Puente Colmo. “Para esta práctica en particular, dado el contexto, me he preparado bastante, buscando distintos medios para adaptarme a lo que se necesite, en este aspecto he descargado varios programas para edición de videos, he aprendido a usar distintas plataformas para poder realizar clases, etc. En general ha sido un tiempo de aprendizaje y sobre todo adaptación”, cuenta.

En cuanto a los principales retos que visualiza para su área, la estudiante cree que éstos son muchos y muy variados dependiendo del contexto. “Por un lado está el tema de la conectividad, el acceso a una educación on line, ya sea por parte del docente o los estudiantes. También está el aspecto emocional, de todos los participantes, cada persona está hoy en día pasando por distintas situaciones que pueden ser muy complejas, por lo que en muchos casos la educación o entrega de contenido deja de ser relevante. Aspectos también de la enseñanza misma, en Básica puntualmente hay mucho trabajo con material concreto, o el hecho de poder observar a los estudiantes, el poder evaluarlos de forma que uno pueda garantizar el aprendizaje, etc. La verdad que hay una infinidad de nuevos desafíos para todas las áreas de la educación”, responde.   

Blog Attachment