Escuela de Pedagogía desarrolla Núcleo de Investigación en Lenguaje, Aprendizaje y Prácticas Pedagógicas de alcance iberoamericano

Nucleo Lenguaje

En el contexto de la adjudicación del Concurso de Núcleos de Investigación de la PUCV, un equipo de la Escuela de Pedagogía liderado por la Dra. Andrea Bustos e integrado por las académicas Dra. Marcela Jarpa y Dra. Elizabeth Donoso, junto al Dr. Pablo Cáceres (Escuela de Psicología) estará a cargo de desarrollar el Núcleo de Investigación en Lenguaje, Aprendizaje y Prácticas Pedagógicas.

La iniciativa -de alcance iberoamericano- pretende conformar un grupo interdisciplinario de investigación que contempla también la participación de investigadores de otras universidades chilenas y extranjeras, estudiantes de pregrado y ex alumnos/as PUCV, y analizará prácticas desde el nivel de transición (kinder a 1° básico).

Según explica la Dra. Andrea Bustos, el núcleo contempla el desarrollo de cuatro grandes áreas, tres vinculadas a enfoques dentro del Lenguaje y una cuarta relacionada a la difusión del conocimiento. Así, el núcleo aglutinará tres estudios que miran desde distintos puntos de vista el desarrollo del Lenguaje.

Un estudio vinculado a habilidades y procesos, de corte más cognitivo, busca avanzar en el conocimiento respecto del desarrollo en la dimensión “El reto de la lectura y la escritura para el aprendiz”. En esta área está el proyecto “Modelo de diagnóstico cognitivo” a cargo del Dr. Pablo Cáceres, acompañado por los investigadores Andrea Bustos, Adriana de Souza (Universidad Federal de Sao Paulo, Brasil), Silvia Miramontes  (Universidad Autónoma de Zacatecas, México) y el especialista belga Iwin Leenen (Universidad Nacional Autónoma de México).

Un segundo estudio del ámbito de la “Interacción en el aula” pretende caracterizar la acción, es decir, implica mirar lo que se hace en la práctica. Aquí está la investigación de “Caracterización de las competencias disciplinares y didácticas de profesores de primaria para la enseñanza de la escritura” coordinado por la Dra. Marcela Jarpa y acompañada por los investigadores Pablo Cáceres y María Constanza Errazuriz (Pontificia Universidad Católica de Chile- PUC Sede Villarrica). Además, cuenta con la cooperación internacional del Dr. Daniel Cassany (Universitat Pompeu Fabra,  Barcelona) y su equipo de investigación, en el marco de una serie de colaboraciones que  surgen tras el posdoctorado que la académica Marcela Jarpa realizó en dicha institución.

Un tercer estudio se relaciona a las creencias, asociado a prácticas pedagógicas y lo que piensa el profesor. “¿Qué piensan los profesores en formación sobre la comprensión de textos?” es una investigación liderado por la Dra. Andrea Bustos que considera datos desde las universidades PUCV y PUC Villarrica. Este equipo está integrado también por las académicas Elizabeth Donoso, Marcela Jarpa, María Constanza Errazuriz y Carolina Iturra (Universidad de Talca), además de la presencia internacional de España: Elena Ciga  de la Escuela Universitaria CEU de Magisterio adscrita a la Universidad de Vigo, Javier Rosales (Universidad de Salamanca) y Juan Antonio Núñez (Universidad Autónoma de Madrid); y Argentina con Carolina Roni (Universidad de Buenos Aires).

“De tanto describir la acción de los profesores, y ahora en el Fondecyt estudiar la parte de habilidades, nos damos cuenta que van por carriles tremendamente separados y necesitamos que se junten, en virtud de cómo se desarrollan los niños, entonces la práctica pedagógica se ajuste a cómo aprenden los niños el lenguaje, la lectura, la escritura, la oralidad, pero para que eso se dé hay que meterse a la mente del profesor, por qué el profesor hace cosas, por qué  tiene esos conceptos que hay que conocer, porque -sino- no hay salto en la práctica. La innovación, el cambio de práctica, implica trabajar con lo que piensa el profesor, pero para eso hay que estudiar esa mente, ver lo que hacen y luego preguntarle por qué haces eso, en qué estás pensando al hacer eso”, detalla.

Agrega: “encontramos, por tanto, tres proyectos de investigación para reconocer y vincular el reto del aprendiz, el reto del formador y el reto del formador de formadores como nuevo enfoque de desarrollo de conocimiento y como corolario la conformación de un equipo de investigación sobre la práctica de y con estudiantes de pregrado. Este último será a futuro una fuente de estudio en sí misma como comunidad de aprendizaje”.

La cuarta área dentro del núcleo implica precisamente una comunidad de aprendizaje, liderada por la Dra. Elizabeth Donoso, donde se espera puedan incorporarse estudiantes y ex alumnos de las carreras de Educación Parvularia, Educación Básica y Educación Especial.

Aquí la difusión del conocimiento cobrará un rol destacado y se proyecta la realización de material audiovisual y cursos en línea, siguiendo la lógica de experiencias internacionales.

El núcleo posee el plazo de 1 año para avanzar en su propuesta, por lo que Andrea Bustos espera generar las sinergias necesarias y evolucionar hacia futuros proyectos que permitan financiamiento externo.

El reto, confidencia, es coordinar a los investigadores y sus líneas de trabajo, así como entregar la libertad para crear desde sus propias áreas.

Es una iniciativa diferenciable que posee una propuesta epistemológica en el ámbito de la Educación, señala la Dra. Bustos. “Tenemos una propuesta que tiene en la base convicciones que son diferenciables en lo que se hace hoy en investigación en Chile: no puedes pedirle al profesor que cambie la práctica si no sabes lo que piensa el profesor; implica describir acuciosamente lo que el profesor hace; es mirar lo que el profesor hace, porque no hay buenas ni malas prácticas, hay efectos, porque si se caracteriza bien el contexto una práctica aparentemente incorrecta tiene un contexto, ¿cómo defines a priori lo bueno o lo malo?”, manifiesta.

Cabe destacar que debido a que el Núcleo ha iniciado recientemente sus acciones, está en desarrollo la incorporación de otros investigadores dentro del equipo.