Estudiantes de Educación Especial organizaron Feria Inclusiva en el Campus Sausalito

IMG_0356

El lunes 23 de octubre se realizó la Tercera Feria Inclusiva organizada por la asignatura de Integración Social de la Carrera de Educación Especial PUCV en el Patio Central del Campus María Teresa Brown de Ariztía (Sausalito).

De esta manera, la Feria contó con la presencia de diversas organizaciones de la Región de Valparaíso, provenientes de Villa Alemana, Quilpué, Viña del Mar y Valparaíso. La idea central de este evento es que en cada uno de los stands pudieran exhibir y comercializar los productos realizados en sus talleres.

Rebecca Fick, estudiante de Educación Especial y parte del equipo organizador del evento, contó que “este año incorporamos que no solo vengan a mostrar lo que hacen en los stands, sino que también puedan hacer talleres para que la gente de la comunidad o de la Universidad pueda acceder a éstos: manipular los elementos y también ver el proceso de cómo se hacen, la idea es que la misma gente de los centros les enseñe. Tiene un significado muy potente y hemos aprendido mucho, lo que esperamos es que todos disfruten y que se viva lo que es la inclusión, porque lo abarcamos en todos los sentidos, no solo de las personas con discapacidad”.

Uno de los stands en exhibición fue el de “Adapta”, organización creada por estudiantes de Educación Especial que ofrece cursar diferentes deportes a personas con discapacidad física o intelectual. “Es una variedad de deportes que se implementan a lo largo de la Región de Valparaíso, no tenemos una sede fija, sino que nos movemos de acuerdo al deporte que estamos haciendo, por ejemplo, deportes como trekking que se hace en la Quinta Vergara, pesca en la Laguna Sausalito; rollers en el paseo de Salinas; surf, bodyboard o stand up paddel en la playa La Boca. Los beneficiarios son personas en situación de discapacidad o con problemas cognitivos o motores, gente en riesgo social y adultos mayores. Tenemos redes con hogares, instituciones y también se puede ingresar de manera particular. Son diez deportes repartidos en siete talleres, hay 70 beneficiarios y cada dos beneficiarios hay un monitor”, explicaron Daniel Huasco, instructor,   y María José Little, parte del directorio de Adapta.

Otro stand presente en la Feria fue el de Cottolengo, hogar ubicado en Quintero que acoge a personas entre los 6 y 50 años con discapacidad severa y que llegan debido al abandono que sufren, por lo que son derivados a través de la red Sename o el Juzgado. “Nosotros pasamos a ser su familia, les otorgamos educación y salud. Contamos con profesionales como doctor, nutricionista, kinesiólogo, entre otros  especialistas que un niño pueda necesitar. Tenemos 30 residentes actualmente”, señaló Claudia Carvajal, parte del equipo del hogar.

Además, valoró positivamente la actividad señalando que “me parece una linda instancia para conocer las agrupaciones y lugares donde se habla constantemente de discapacidad, donde es el tema principal, porque generalmente solo se habla una vez al año en la Teletón y de discapacidad física, pero la intelectual es poco conversada, así que está muy bien que se realicen estas instancias y  se pueda exponer esta realidad lejana para Chile”.