Isabel Solé (UB) y Javier Rosales (USAL) participan de conversatorio y workshop centrado en la comprensión lectora

2

En el marco del trabajo investigativo del Proyecto Fondecyt 1160205 “Caracterización de las prácticas instruccionales de la enseñanza de la compresión de textos en segundo ciclo de enseñanza general básica y enseñanza media a partir de la evidencia audiovisual de la evaluación docente”, a cargo de las doctoras Carolina Iturra (UTalca), Ivonne Fuentes (UPLA) y Elizabeth Donoso (PUCV), se llevó a cabo el conversatorio y workshop “Interactuando en el aula para ayudar a comprender”.

 

Las actividades se realizaron en dos jornadas, la primera el 12 de septiembre en el Aula Mayor del Edificio Isabel Caces de Brown de la PUCV, con una convocatoria que incluyó a profesores de enseñanza general básica y de enseñanza media, así como también a coordinadores UTP, DAEM y estudiantes de Magíster; la segunda se realizó el 13 de septiembre en el Centro de Estudios Avanzados de la UPLA, a la que asistieron diferentes invitados que tuvieron la oportunidad de exponer sus líneas de investigación.

 

Ambas instancias contaron con la presencia de Isabel Solé, catedrática de Psicología de la Educación en la Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona y miembro del grupo de investigación LEAC (Lectura, Escritura y Adquisición del Conocimiento) y Javier Rosales, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Salamanca. En ellas, se buscó abordar las siguientes interrogantes ¿Cómo se organizan las clases para trabajar la comprensión lectora? ¿Cómo se organiza el discurso para trabajar la comprensión lectora? ¿Qué estrategias se usan para trabajar la comprensión lectora? ¿Qué aprendizaje relacionado con la competencia lectora se trabaja más en las aulas?

 

Sobre su visita a Chile, Isabel Solé comentó que “ha sido la primera vez que he estado en Chile y conocer el proyecto de Carolina, Elizabeth e Ivonne me ha resultado muy interesante. Hemos tenido dos días de discusión de los resultados del proyecto que ha ido muy bien. Además, para mí, fue un gusto poder compartir con profesores en el conversatorio”.

 

En esa misma línea, Javier Rosales, señaló que “este tipo de reuniones son tremendamente fructíferas porque se da la posibilidad a gente que trabaja con los mismo objetivos o que se plantean preguntas similares, compartir metodologías y resultados. En ese sentido, yo creo que es muy enriquecedor”.

 

Finalmente, ambos coincidieron en que el trabajo investigativo debe compartirse, por lo que destacaron este tipo de encuentros internacionales. “La ciencia no se construye aisladamente, sino que siempre se alimenta con el trabajo de unos con otros”, puntualizó la académica española.