Núcleo de Investigación en Estudios de Accesibilidad e Inclusión avanza en la consolidación de su trabajo interdisciplinar

Nucleo Inclusion

Con los principios de generar conocimiento interdisciplinario sobre accesibilidad universal para mejorar la calidad de vida de la población con discapacidad o personas en situación de vulnerabilidad; establecer un modelo de investigación inclusiva que permita conceptualizar la accesibilidad universal desde una mirada interdisciplinaria; y definir propuestas de innovación desde la interdisciplina que promuevan el desarrollo del principio de accesibilidad universal y garanticen la inclusión de la población con discapacidad o personas en situación de vulnerabilidad, se creó el Núcleo de Investigación en Estudios de Accesibilidad e Inclusión financiado por la PUCV.

El equipo es liderado por la Dra. Vanessa Vega Córdova, Directora de la Escuela de Pedagogía PUCV, y lo integran los académicos: Marcela Jarpa (Escuela de Pedagogía), Herbert Spencer, Katherine Exss y David Luza (Escuela de Arquitectura y Diseño), Daniel Yunge (Escuela de Ingeniería Eléctrica), Andrea Montecinos (Escuela de Derecho) e Izaskun Álvarez (posdoctorado PUCV).

Según explica Vanessa Vega, el núcleo recientemente adjudicado consolida un trabajo que junto a Izaskun Álvarez y Herbert Spencer iniciaron hace más de 3 años, durante los cuales han realizado diversas iniciativas de carácter interno, nacional e internacional.

Por dos años consecutivos (2017 y 2018) han desarrollado proyectos con fondos de un concurso de investigación interdisciplinaria de la PUCV y el año 2019 Vanessa Vega se adjudicó el Fondecyt Regular “Nuevos desafíos para la educación en Chile: apoyos a la vida independiente de adultos con discapacidad intercultural o del desarrollo” donde participan miembros del núcleo y abordarán temáticas vinculadas a la educación especial y los apoyos tecnológicos.

Asimismo, como equipo están finalizando un proyecto de redes internacionales, avanzando en la concreción de un libro de investigación inclusiva en conjunto con personas con Discapacidad Intelectual y han realizado cabildos accesibles.

“Queremos promover la participación de las personas con discapacidad en lo que ellos hacen, por ejemplo, se han realizado cabildos accesibles. Hay un tercer cabildo proyectado para marzo en conjunto con profesores de la Universidad Austral”, señala.

Agrega: “estamos avanzando a pasos de investigación e investigación aplicada. Hay un equipo asesor de 8 adultos con discapacidad que llevan 3 años participando con nosotros y ahora se sumarán al núcleo”.

Aquí las personas con Discapacidad Intelectual juegan un papel fundamental, pues participan y se empoderan de espacios como el universitario que muchas veces les ha sido negado, reconoce la Dra. Vega.

Para este 2020 uno de los grandes retos, además de seguir consolidando su equipo de investigación interdisciplinaria, es concretizar una propuesta de apoyos tecnológicos que permita mejorar la calidad de vida de las personas.

En el área de la accesibilidad -que debe ser física, sensorial y cognitiva- la académica de la Escuela de Pedagogía reconoce que no hay leyes claras ni fiscalización a las normativas existentes. En ese contexto junto al equipo de investigación crearon la aplicación “SER + Accesible”, precisamente para evaluar la accesibilidad de los espacios, donde ha quedado en evidencia que aún falta mucho por avanzar.

“Hay un FONAPI (Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos) que es la consecución de proyectos anteriores para sacar una aplicación web y ayudar a los servicios a ser accesibles (se partirá con servicios públicos en temas vinculados  a salud, trámites, transporte y ocio). La aplicación permitirá evaluar si el espacio es accesible, ayudar a hacer trámites a través de apoyos visuales y colaborar sugiriendo pasos a incorporar”, expone.

Para la Dra. Vega la idea siempre es pensar a futuro. “Nosotros creemos que estas iniciativas no debieran financiarse a través de proyectos, sino que desde otros niveles como el Estado o la universidad. Esto debe ser una política de Estado en temas tan relevantes que impactan en la vida de las personas (…) La inclusión y la accesibilidad no pueden pasar por voluntades”, enfatiza.

A nivel universitario, la idea es cruzarse entre las disciplinas en la formación de los alumnos, “porque para nosotros es importante la interdisciplina real, no sólo decirlo, sino cómo aportamos de manera real con las otras disciplinas”.

Finalmente reconoce que “no es fácil trabajar con otras disciplinas (…) Pero debes reconocer que no puedes dar respuesta a todo en tu disciplina. Al encontrarse con otras disciplinas es importante la generosidad disciplinar y saber que en algún momento una disciplina lidera y en otro estarás al servicio de otra disciplina, lo cual es fundamental. Hemos tenido que aprender muchísimo”.