Positiva evaluación de nueva versión del Curso de Mentoría nóveles en la PUCV

20190406_163605

Durante el año 2019 la PUCV impartió el curso de mentoría “Competencias de inducción en Educación Parvularia, Básica y Diferencial y Enseñanza Media” tras un llamado del CPEIP del Ministerio de Educación.

Para la Coordinadora Académica del Curso de Mentoría, Dra. Valentina Haas, esta nueva versión del proceso formativo “ha estado marcada por la sinergia del equipo de relatores en cuanto al desarrollo de las competencias de mentoría, desde el trabajo propiciado por cada uno de los módulos y transversales. Lo que a su vez ha sido evidenciado por los mentores y mentoras formadas en nuevas capacidades, habilidades y actitudes. Entre las que se destaca la reflexión profesionalizante, tanto desde la perspectiva del mentor como del nóvel, es decir asumirla como una forma de vivir y practicar la docencia en cuanto a mirar nuestras propias prácticas, con el compromiso permanente de la mejora. Otro aspecto es la escucha activa, la empatía, el respeto por la alteridad del colega novel al que se le  acompañan en un proceso que se convierte en un aprendizaje y crecimiento mutuo para mentores y noveles”.

Añade que esta versión destaca debido a que -por vez primera- se incorporan educadores diferenciales como futuros mentores. Además, el grupo ya proyectó crear una red de mentores de la región para potenciar la mentoría dentro de sus comunidades educativas.

Experiencia desde Quillota

“Yo había buscado la mentoría hace varios años y recién, casi por casualidad, se me presentó la oportunidad de cursarla y la verdad, valió la pena. Considero que recibí una formación general  en relación al desarrollo de habilidades para realizar un acompañamiento adecuado a los profesores principiantes y una capacitación específica en el tratamiento de los problemas o nudos críticos que pudiesen afectar a los profesores nóveles”, cuenta Myriam Figueroa, profesora del colegio Valle de Quillota, quien fue parte del Curso de Mentoría “Competencias de inducción en Educación Parvularia, Básica y diferencial y Enseñanza Media”.

Según cuenta, un aspecto importante es que la mentoría se ajusta a derecho, a través de la Ley 20.903, y en conjunto al Departamento de Educación de la Municipalidad de Quillota, “se ha logrado generar una motivación sobre el tema, ya que evidentemente, se inserta en su Plan de Desarrollo Estratégico, como un desafío del área docente principiante, planteado por el equipo de apoyo técnico-pedagógico del DAEM”.

La idea es socializar en qué consiste la mentoría en los diversos niveles educativos y  se visualiza la posibilidad de invitar a los mentores de Quillota a formar parte de un equipo asesor en los procesos de inducción en el próximo año.

“Lo más destacable es que, para cuando se implemente oficialmente desde el Mineduc el proceso mentorial, el Departamento de Educación de Quillota ya tiene consideradas las horas para los docentes mentores, resultando estas acciones innovadoras y pioneras en relación a otras administraciones”, releva Myriam Figueroa.

¿Qué importancia tiene el tema de la mentoría en un establecimiento educacional? La docente de Quillota responde: “la importancia es enorme, ya que a nivel nacional es posible comprobar, a través de estudios concretos, cómo un gran número de docentes nóveles desertan del sistema durante sus primeros años y son docentes que no han recibido ningún tipo de acompañamiento en sus inicios. Esto demuestra, que el proceso de mentoría es fundamental para permitir al profesor principiante empoderarse en sus habilidades profesionales y personales en los años en que enfrenta el paso de lo teórico a lo práctico, a través, de la reflexión, la conversación profesional y la contención emocional que puede recibir de un profesor con experiencia, que le puede ayudar a entender e  insertarse en la cultura escolar específica de la comunidad en la que se inicia laboralmente de una manera eficaz y eficiente. Permitiéndole también, entender que las situaciones críticas a las que se enfrenta, no son manifestaciones de incapacidad ni de debilidad personal, sino que son experiencias comunes a todos los nóveles”.