Profesores de la región se certifican como mentores gracias a curso impartido por la PUCV y el CPEIP del Ministerio de Educación

CPEIP

El 28 de diciembre del 2019 se realizó la ceremonia de certificación del curso general de Competencias de Inducción para profesores de Educación Parvularia, Básica y Diferencial y el curso general de Competencias de Inducción en Enseñanza Media que impartió la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso junto al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas CPEIP del Ministerio de Educación.

La ceremonia de certificación estuvo encabezada por la Directora de la Escuela de Pedagogía PUCV, Dra. Vanessa Vega, quien -además de felicitar a los docentes por este importante logro en su carrera- los instó a ser motor de cambio en el sistema escolar.

En representación de los docentes mentores, la profesora Graciela Peña habló del desafío que implica acompañar a un colega novel y el valor de compartir “la alegría de enseñar”.

En la oportunidad, 95 docentes recibieron su diploma de manos de la coordinadora de ambos cursos, la docente de la Escuela de Pedagogía Dra. Valentina Haas, quien relevó la experiencia como enriquecedora para el profesor mentor y el profesor novel.

“Es un curso de gran importancia, pues prepara y certifica a profesores y profesoras destacados/as de la región para desempeñarse como mentores que acompañan a sus colegas noveles en su inserción en las escuelas. Todo ello dentro de la Ley 20.903 que reconoce el derecho de los noveles, principiantes de ser acompañados en sus primeros años”, expresó.

Agregó que dentro de lo que ha sido la experiencia de la Escuela de Pedagogía PUCV en estos cursos, “se evidencia que  los profesores aprehenden la reflexión desde una perspectiva profesionalizante, la que movilizan con los noveles en el enfrentamiento de sus nudos críticos o desafíos, como también en el mejoramiento de sus propias prácticas. En otras palabras la reflexión pasa a ser un elemento central en este acompañamiento (…) Igualmente destacable es cómo su acompañamiento se traduce en los noveles en un evidente empoderamiento, proactividad y autonomía que les permite insertarse adecuadamente y ser los agentes activos que están llamados a ser en sus respectivas unidades”.

La coordinada destacó la importancia de este tipo de capacitaciones para el sistema escolar: “resulta muy significativo el hecho de que estos mentores logran potenciar varias competencias, las que se han traducido en que muchos de ellos han asumido importantes roles de liderazgo, asumiendo cargos de dirección e incluso liderando redes en pro de la mentoría. Han podido poner estas competencias al servicio de sus comunidades educativas y en su relación con otros miembros de ella, todo lo cual ha significado una mejora en sus respectivos colegios, jardines o liceos”.