Avanza proyecto para mejorar la calidad de vida de personas con Discapacidad Intelectual

proyecto

“Me ha parecido bien, me he juntado con amigos y son simpáticos. Lo que más me gustó es organizar los juegos. Me gusta jugar y aprender, porque puedo leer, sumar, restar. Este juego va a ser lo máximo, se los aconsejo para que se diviertan más”, señala Javiera, una de las participantes de la iniciativa liderada por la académica de la Escuela de Pedagogía, Vanessa Vega, quien junto a Ingeniería 2030 de la Facultad de Ingeniería y la Escuela de Diseño de la PUCV preparan el prototipo de un juego que busca levantar información acerca de la calidad de vida de personas con Discapacidad Intelectual.

La idea es apoyada por el Programa de Mejoramiento de la Calidad y la Equidad de la Educación Superior (Mecesup), administrado por la Incubadora Social de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados PUCV, y se circunscribe en el marco del proyecto Fondecyt “Avanzando en el reconocimiento de las necesidades de apoyo y calidad de vida de jóvenes y adultos con Discapacidad Intelectual o del desarrollo”.

Herbert Spender, profesor de Diseño PUCV e integrante del proyecto, comentó que el miércoles 18 de enero se vivó el cierre de la etapa de validación temprana de la aplicación, donde asistieron a una reunión de trabajo -realizada en la Facultad de Ingeniería PUCV- jóvenes y adultos con Discapacidad Intelectual.

“El juego busca conocer un poco más las condiciones en las cuales las personas con Discapacidad Intelectual llevan su vida adelante, en concreto, medir la calidad de vida de acuerdo a una matriz acordada internacionalmente. El proyecto surge desde la necesidad de diseñar un instrumento que se acerque más a estas personas, pero que no sean encuestas ni cuestionarios, así surge la idea de hacer un juego que permita aprender y ensayar situaciones. Hoy estamos dilucidando qué escenarios o desafíos consideran relevantes como: ir al supermercado o qué hacer si se quedan dormidos en la micro, para incorporar en el juego”, detalló.

Asimismo, reconoció que desde el Área del Diseño está el reto de transformar una encuesta en un juego que tiene múltiples posibilidades de resolución.

Marcelo Escobar, integrante de Líderes con Mil Capacidad, también es parte de esta iniciativa y señaló que “lo que más le ha gustado es que nos han tomado en cuenta como personas, no como personas totalmente diferentes”.