Enter your keyword

María Alejandra Torres Jeldes, Jefa de Departamento Provincial de Educación  Valparaíso e Isla de Pascua y ex alumna de Educación Parvularia PUCV: “Formando estudiantes creativos, críticos, pensadores y exploradores, vamos a transformar el mundo”.

María Alejandra Torres Jeldes, Jefa de Departamento Provincial de Educación Valparaíso e Isla de Pascua y ex alumna de Educación Parvularia PUCV: “Formando estudiantes creativos, críticos, pensadores y exploradores, vamos a transformar el mundo”.

El próximo 25 de mayo María Alejandra Torres Jeldes cumple un mes como Jefa de Departamento Provincial de Educación Valparaíso e Isla de Pascua del Ministerio de Educación.

La ex alumna de Educación Parvularia PUCV ha asumido este desafío vinculado a las políticas educativas con entusiasmo y la convicción que una educadora de párvulos puede aportar una mirada distinta, que valore los diversos estamentos presentes dentro de las comunidades educativas y potenciando el trabajo colaborativo, que es tan propio de la profesión, confidencia.

A su juicio, una de las urgencias a nivel país es la desmunicipalización y el financiamiento de la Educación. “Yo sueño la Educación Pública chilena”, comenta, por lo que espera propiciar el trabajo colaborativo, innovador y que releve la importancia lúdica del aprendizaje en diversos espacios, más allá del aula.

Otra temática que le preocupa es la presión del regreso laboral sin gradualidad que implementó el anterior gobierno, lo cual ha sido un factor gatillante de episodios de violencia que se han registrado en comunidades educativas. Aunque reconoce que el tema de la violencia es multifactorial, espera que la nueva política del gobierno del presidente Gabriel Boric vinculada a la reactivación educativa integral con ejes en aspectos con bienestar y convivencia escolar, permita avanzar en estas materias.

Recorrido laboral y gremial

Su trayectoria laboral se inicia en 1996 en el Liceo Barón cuando se implementaron los primeros pre kinder. “Partí mi historia en la educación pública y por 25 años trabajé en la comuna de Valparaíso en diversos establecimientos (…) El 2002 logro entrar a contrata a la Corporación Municipal hasta ahora que fui traspasada al Servicio Local de Educación”.

Su último espacio laboral fue la Escuela Grecia en Valparaíso, desde dónde salió con “sentimientos encontrados” al desapegarse del aula, la escuela y el cariño de los colegas, los niños y los apoderados.

Dentro de su historia de vida, ha sido dirigenta del Colegio de Profesores (regional y comunal), además de dirigenta gremial en las escuelas donde trabajó. Un espacio para aprender de leyes y normativas que rigen a los trabajadores de la Educación, y conocer las demandas del sector para generar las mejoras necesarias.

La profesional cree que durante mucho tiempo la Educación Parvularia no ha sido valorada, lo cual ha empezado a cambiar. “Para los actos, los shows y adornar escenografías son de las primeras que se acuerdan, pero al realizar la discusión para tomar decisiones pedagógicas son las últimas en considerar y esa es la diferencia que hay que hacer. Nuestra forma de trabajar con los estudiantes debe traspasar la enseñanza básica”, puntualiza.

La convicción de estudiar Educación Parvularia

María Alejandra Torres ingresó a Educación Parvularia PUCV en 1992 con la profesora Berta Espinosa como tutora, a quien recuerda con especial cariño. Asimismo, vienen a su mente docentes formadoras como María Inés Fuentes, Margarita Etcharren, Margarita Byrt e Ivonne Fontaine.

“Berta Espinosa siempre nos decía que no podíamos escolarizar a kinder y pre kinder ni encasillar a los niños en espacios cerrados, que hay que innovar, y eso a veces se deja de hacer en las escuelas, porque las mediciones van haciendo que se pierdan esas ganas de hacer cosas, y esas son las cosas que me gustaría cambiar”, comenta.

Al recordar su ingreso a la universidad, señala: “cuando entramos éramos de distintos niveles socioeconómicos y lugares de la región, pero somos un grupo -porque aún seguimos en contacto- que está afiatado (…) Lo pasamos bien, además en el campus con tanta vegetación incita a estar tranquilo y compartir”.

Al ser consultada por sus motivaciones para estudiar la carrera, responde: “más que una vocación fue una convicción. En algún momento pensé estudiar Medicina, también estudié un año de Biología, pensé estar ligada al área de Educación Física (…), pero al trabajar con niños decidí entrar a estudiar Educación Parvularia, porque creía que podía hacer muchas transformaciones, porque mi sueño era viajar por el mundo haciendo clases. Entré convencida y no ha cambiado esa percepción hasta el día de hoy”.

Finalmente, la ex alumna envía un saludo a la comunidad de EPA PUCV que este año celebra medio siglo de historia: “un saludo a la comunidad de Educación Parvularia en su aniversario número 50, a las profesoras un gran abrazo que sigan en este camino de formar a las educadoras como lo han hecho hasta hoy. A las estudiantes les digo que si estudian esta carrera lo hagan por la convicción de querer transformar el mundo. Formando estudiantes creativos, críticos, pensadores y exploradores, vamos a transformar el mundo”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

cuatro × 2 =