Delegación del Magíster en Liderazgo y Gestión en Organizaciones Escolares de la PUCV realizó pasantía en Brasil

brasil 1

Del 11 al 29 de febrero del 2020 una delegación del Magíster en Liderazgo y Gestión en Organizaciones Escolares de la PUCV realizó una pasantía e intercambio en el programa de posgrado de la Universidad UNOESC (Universidade do Oeste de Santa Catarina) de Brasil.

Durante dicho período, participaron en clases de pre y posgrado, se adentraron en procesos de acreditación universitaria, visitaron centros educativos, presentaron sus trabajos de seminario ante académicos y compartieron su visión del contexto educacional, político y cultural de Chile, entre otras actividades.

La delegación fue integrada por los estudiantes del magíster Daniela Rengifo Hardy, Enzo Díaz Peralta, Guillermo Trujillo Márquez y Llarixza Jara Santi, junto a la docente del programa Marilyn Cádiz Altamirano.

Marilyn Cádiz destacó entre las principales enseñanzas de la pasantía la posibilidad de conocer otras realidades escolares y visualizar la gestión (desde el rol del director) que se desarrolla en esos establecimientos escolares, comparando con la realidad en la cual cada uno se encuentra inserto.

Además, de “tener la oportunidad de retroalimentación de otros profesores que no tenían conocimiento de sus seminarios de título. Una mirada externa y objetiva los hizo ver otros puntos de vistas que no habían visualizado”.

Por su parte Llarixza Jara, profesora y encargada de convivencia escolar en la Escuela Arturo Echazarreta Larraín de Casablanca y actual estudiante del Magíster en Liderazgo y Gestión en Organizaciones Escolares, comentó que “el mayor aprendizaje logrado es la necesidad y la relevancia de considerar las actitudes personales como un factor esencial en el trabajo con otros y para otros, en los distintos procesos que se vivencian en una institución. Esto, se explica en el ejemplo que dieron cada uno de los profesionales del programa de UNOESC, demostrando respeto, empatía, solidaridad, humildad, escucha activa, transparencia, compromiso, interés por aprender, trabajo en equipo, disposición, entrega constante, preocupación, entre otros. Cada uno de ellos, desde la Directora del Programa, se enfocaron, como un cuerpo, desde el inicio de la pasantía, hasta su culminación, en hacer de ésta una experiencia agradable e inolvidable para nosotros; demostrando así, la coherencia entre su actuar y la visión, misión y valores declarados por la institución”.

Agregó que sus desafíos tras la participación en la pasantía a Brasil, “se enfocan en conseguir aplicar en el contexto escolar en el cual me desempeño, los aprendizajes de la experiencia vivenciada, desde mi rol de Encargada de Convivencia e integrante del equipo directivo; guiando y orientando  a una comunidad de aprendizaje,  y específicamente al equipo que lidera la institución, hacia procesos que contemplen el trabajo colaborativo y el desarrollo de actitudes comunes, que permitan conseguir los objetivos institucionales y una mirada sistémica de los procesos que allí se desarrollan. Lo anterior, tomando como referencia el ejemplo del contexto de UNOESC (en cuanto a procesos basados en planificación, organización, coordinación, relaciones interpersonales, evaluación, entre otros) y, además, aquellos aspectos destacados de las experiencias en las visitas a establecimientos educacionales pertenecientes a la ciudad de Joaçaba”.  

Finalmente, Marilyn Cádiz proyecta que la pasantía, además de abrir la mente a nuevas realidades, “también te hace plantearte otros desafíos como programa, por ejemplo tener conectividad en sus seminarios y tesis de ambas instituciones, tener instancias de colaboración, vinculación y redes de apoyo entre los estudiantes”.