Estudiantes de Educación Básica realizaron “Invasión Patrimonial” en la Escuela Blas Cuevas Ramón Allende de Valparaíso

DSC02597

Estudiantes tercer año de Educación Básica llevaron a cabo la actividad “Invasión Patrimonial” en  la Escuela Blas Cuevas Ramón Allende de Valparaíso. El evento tuvo por objetivo que los niños y niñas de Primer  Ciclo Básico tomaran conciencia de los diferentes patrimonios que los rodean, a través de diversos juegos.

 

“La intención principal de esta actividad ha sido vincular a la carrera de Educación Básica con los espacios que nos ofrecen la oportunidad de hacer práctica, principalmente en nuestros profesores en formación”, comentó la Jefa de Carrera de Educación Básica Dámaris Collao.

 

Además, enfatizó que: “Lo que busca promover es el desarrollo y la consolidación de aquellos aspectos que fundamentan la identidad de los niños y niñas y el sentido de pertenencia”.

 

La jornada contó con diferentes actividades, organizadas por los y las estudiantes de pedagogía, en distintos puntos de la escuela. Entre ellas destaca “Conociendo a Blas Cuevas”, un espacio donde, a través del juego, los niños indagaron en la vida de Blas Cuevas, su aporte en la historia, el relato de su vida, quién además da nombre al colegio. También, se realizaron juegos en relación a los monumentos, personajes distintivos de la zona, identidad, entre otros.

 

Con respecto a la iniciativa, Catalina silva, estudiante de educación básica, destacó que se pudieran hacer ese tipo de actividades en lugares donde, a veces, falta reforzar la identidad de los diversos patrimonios. “El contexto sociocultural de este colegio es del 100% de vulnerabilidad, así que son niños que no tiene mucho acceso a este tipo de instancias y lo mejor que podemos hacer es entregarles actividades para que puedan conocer, tengan conciencia y puedan aumentar su capital cultural”.

 

Por otro lado, la instancia forma parte del vínculo entre la Universidad y los centros de práctica donde recurren los estudiantes de la PUCV. Bajo esa mirada la profesora Dámaris Collao resaltó que la actividad no solo fue positiva desde el punto de vista del patrimonio, sino que también fue una forma de agradecer a las escuelas por abrir sus puertas.

 

“La idea es poder potenciar los lazos que tenemos con las escuelas. Ellos siempre nos abren las puertas, nos permiten traer nuestros estudiantes a sus aulas y muchas veces no tenemos cómo retribuir y ser agradecidos con esos espacios. Ésta es una actividad extra curricular que nos permite decir ‘gracias’ al colegio ‘queremos apoyarles’ en la manera que sabemos, educando, potenciando actividades que sean de aprendizaje para los niños”, señaló la académica.

 

Con respecto a ese tema la Directora de la Escuela Blas Cuevas Ramón Allende de Valparaíso, Elizabeth Bendel, subrayó  que “es importante que se vinculen con las realidades de los niños, especialmente con los colegios que tienen más conflictos de convivencia.  Nosotros tenemos alumnos de Cread de Valparaíso, del hogar de menores que son complejos, entonces esto me parece fundamental. Los niños están contentos y esperamos se vuelva a repetir”.