Estudiantes de “Juegos y aprendizajes” de Educación Básica iniciaron talleres en Ludoteca del Cerro Merced

WhatsApp Image 2019-05-03 at 4.49.39 PM

El pasado jueves 2 de mayo se iniciaron los talleres que realizarán durante el semestre los estudiantes de Educación Básica de la Escuela de Pedagogía PUCV en la Ludoteca del Cerro La Merced, perteneciente a Fundación Minga Valparaíso. Esto en el contexto del  ramo “Juegos y Aprendizajes” dictado por la profesora Valentina Haas.

 

El eje central de la actividad es que los estudiantes pueden tener una instancia en terreno para desarrollar un proceso de exploración y experimentación del juego con carácter pedagógico, compartiendo con niños y niñas que acoge el lugar y asistiendo semanalmente un grupo diferente. En la primera jornada, acudieron los cursantes de cuarto año de la carrera: Dominique Ormazabal, Lucas Rebolledo y Andrea Sánchez.

 

Cabe señalar que la Fundación Minga acaba de firmar un convenio con la PUCV que  permitirá continuar con diversas iniciativas que mediante un programa comunitario promueve el uso del espacio público, generando cambios que fortalezcan y mejoren la relación del niño con su entorno socio-territorial y  también estimulen el desarrollo cognitivo infantil.

 

La monitora a cargo del lugar, Loreto Suarez señaló: “la Ludoteca es un espacio de juego, es una casa de niños, donde ellos vienen normalmente todos los días de martes a sábado. Es gratuito, público y abierto a cualquier persona, todos los días hay un taller diferente, van cambiando de acuerdo a los gustos que los niños y niñas quieren. Además, creo que la Ludoteca cumple una función de escuchar a los niños y niñas y de dar un espacio, que hoy en día es muy difícil de encontrar, sobre todo en los cerros que tienen menos acceso al juego y esto es como una casa vuelta una plaza”.

 

Además, se mostró agradecida por la instancia generada y enfatizó: “me parece un muy buen logro en el sentido que, primero los niños puedan ganar esa experiencia, ganar nuevos juegos, conocer nuevas cosas, siempre una persona nueva es bienvenida y por otro lado, para los estudiantes es muy importante tener experiencias prácticas, porque siempre es muy débil ese ámbito, se ve mucha teoría y esto no siempre es una prioridad, entonces una de las cosas que se conversó con la profesora Valentina Haas, es dar prioridad a eso, a que los chicos tuvieran una experiencia real de lo que es el trabajo con juegos con los niños y niñas. Es muy beneficioso y ojalá que todas las universidades pudieran aportar en estos proyectos”

 

De esta manera, los estudiantes pudieron llevar y ejecutar diversos juegos que han realizado durante el ramo con los niños y niñas presentes en la Ludoteca “nosotros diseñamos tres juegos diferentes, súper independientes, el mío era un juego de mesa que tiene un camino largo con tres colores, y cada color representa una categoría: música, cultura y misceláneo, que es una mezcla de diferentes cosas y la idea es lleguen desde un punto a la menta, respondiendo preguntas. Es importante que sea un juego contextualizado, por ejemplo vinculado a Valparaíso, o con cosas que le gusten a los niños y niñas, que sean cercanas a ellos”. Agregó, Lucas Rebolledo, estudiante de Educación Básica.

 

 

Dominique Ormazabal, también cursante del ramo, valoró positivamente el encuentro e indicó: “nosotros como estudiantes del penúltimo año venimos a aprender a observar lo que en realidad se hace en una ludoteca, contrastar lo que es la teoría con la práctica y en paralelo también a agradecer la oportunidad de estar acá, porque es muy interesante que en el ramo de Juegos y Aprendizaje que estamos cursando se cree la instancia de venir a un lugar como este, ya que nos entrega diversas experiencias, nos enriquece en el sentido de ver cómo los niños y niñas se interesan tanto y están tan sumergidos en el mundo de la diversión, me encanta eso, es un ambiente demasiado grato”.

 

Así mismo, la estudiante señaló que: “yo creo que lo que rescato de la experiencia en cuanto a mi formación como profesora, es una de las tantas  herramientas que se ha vuelto súper poderosa para un docente, que es lo lúdico, lo motivante, el crear juego a partir del contexto, el poder conocer las necesidades y los intereses de cada uno de los niños o niñas y estudiantes, porque es súper necesario”.