Carrera de Educación Básica desarrolla pionera investigación junto al Laboratorio Lenguaje & Cognición

eba-ilcl

Durante el mes de octubre será inaugurado el Laboratorio Lenguaje & Cognición de la Escuela Lingüística de Valparaíso (ELV) de la PUCV, un proyecto de desarrollo tecnológico e investigación de vanguardia que involucra a académicos chilenos y extranjeros de diversas áreas disciplinares.

La iniciativa que es parte del proyecto FONDEQUIP EQM150119 busca, por medio de la instalación de un sistema de registro de procesos psiconeurolingüísticos, “contribuir al desarrollo de investigación innovadora y de vanguardia en el procesamiento del lenguaje escrito y oral desde perspectivas multidisciplinares con soportes tecnológicos avanzados de tipo eye-tracking (ET) y de técnicas electroencefalográficas (EEG), desde el enfoque de metodologías experimentales”.

Entre las unidades académicas participantes desde la PUCV, se encuentra la Escuela de Pedagogía, a través de las académicas Marcela Jarpa y Andrea Bustos.

La profesora Marcela Jarpa, quien coordina el núcleo de la Escuela de Pedagogía, lidera un grupo de tesis de pregrado que desarrolla una investigación acerca de la retroalimentación en escritura, pionera desde el área de la Educación Básica por el uso de esta tecnología, junto a las alumnas María Fernanda Chávez, Abigail García, Sofía Medina y Katherine Sepúlveda.

“Un punto importante es abrir la posibilidad de nuevas investigaciones y el trabajo interdisciplinario en el diseño de investigaciones conjuntas, porque abre la mirada del fenómeno educacional desde el punto de vista multidimensional. Es importante cómo podemos colaborar desde nuestras disciplinas en beneficio de un fenómeno educativo”, destaca la Dra. Marcela Jarpa.

“Para nosotros es un ámbito nuevo de investigación, una metodología compleja que demanda desafíos. Por ejemplo, dentro del trabajo hay que recuperar investigaciones que están en inglés, pero el equipo está súper motivado”, agrega.

La Dra. Jarpa proyecta que esta tesis sentará un precedente para el trabajo en esta línea de otros estudiantes de Educación Básica y de la Escuela de Pedagogía.

Desde el equipo de estudiantes, Katherine Sepúlveda, cuenta detalles de la investigación: “el  objetivo del estudio es identificar la incidencia que tiene la lectura de las retroalimentaciones escritas en los borradores de los estudiantes. Esto se hará mediante el uso de instrumentos de medición avanzada, que pueda dar cuenta de la percepción y atención de los estudiantes al momento de leer las retroalimentaciones y cómo esto incide directamente en la mejora de los borradores. De la misma manera, tiene importancia el tipo de retroalimentación que los profesores utilicen y en qué aspectos lingüísticos se focalizan. Esto porque es reconocida la importancia que tiene la retroalimentación en los procesos de aprendizaje, sin embargo, poco se sabe de qué es lo que pasa con el niño realmente cuando la recibe. En otras palabras, es necesario saber  si su avance se basa en los comentarios que reciben”.

La estudiante de Educación Básica añade que los instrumentos presentes en el Laboratorio les permitirán acceder a un tipo distinto de información, “ver lo que realmente hace el niño sin los límites de la verbalización y desde una perspectiva más empírica. Al ver desde la perspectiva del niño y, además los distintos cambios en su cerebro durante el proceso de lectura y escritura, podemos observar las reales implicancias de la retroalimentación en su aprendizaje, cómo analiza y procesa la información para mejorar su escrito y llegar a una mejora del texto. En definitiva, esta herramienta nos permite acceder al procesamiento cognitivo del niño”.

Cabe destacar que el Laboratorio Lenguaje & Cognición posee tres equipos principales: un sistema Eye Tracker Tobii TX300 para el registro de los movimientos oculares en ambientes estáticos; un sistema Eye Tracker Tobii Pro Glasses 2 para el registro de movimientos oculares en ambientes móviles o dinámicos (inalámbrico y no invasivo); y un sistema Advanced Brain Monitoring B-Alert X24 para el registro encefalográfico (EEG) de la actividad cerebral. Además existe el sistema Eye Tracker EyeLink II, ya instalado en la PUCV.