Enter your keyword

Docentes destacan aprendizajes tras finalizar diplomado en evaluación y respuestas socioeducativas para la condición de espectro autista

Docentes destacan aprendizajes tras finalizar diplomado en evaluación y respuestas socioeducativas para la condición de espectro autista

Tras meses de trabajo colaborativo y aprendizajes finalizó el “Diplomado en evaluación y respuestas socioeducativas para la condición de espectro autista” impartido por la carrera de Educación Especial PUCV.
El diplomado fue cursado por 25 personas provenientes de las regiones de Valparaíso, Metropolitana y Los Lagos.
Claudia Henríquez Aránguiz, profesora de Educación Diferencial de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Colina, contó que su motivación por cursar este diplomado obedece al interés por “capacitarme en el área de la intervención de la condición del espectro autista desde una mirada psicoeducativa, para acceder a los conocimientos y estrategias necesarias para dar respuestas a las necesidades de los/as estudiantes que lo requieran, extrapolando dicho conocimiento a la comunidad educativa en general para lograr una real integración de los estudiantes con Necesidades Educativas Especiales”.

La profesional destacó la didáctica de las clases “motivadora, con información relevante y pertinente al desarrollo de cada módulo, generando mi interés tanto en la lectura de la bibliografía sugerida como participación activa en las clases”.

Similar opinión entregó Gisselle Carrasco Bahamondes, Educadora Diferencial que se desempeña en el Programa de Integración Escolar (PIE) de la Escuela Teodoro Lowey de Viña del Mar, quien resaltó: “los espacios para problematizar respecto a experiencias reales de las colegas participantes, además de la guía de los docentes del diplomado que tienen experiencia en el trabajo directo con personas con la condición, pues más allá de lo que digan los manuales, siempre será relevante lo que ocurre con casos reales”.

A su juicio, la dinámica de las clases permitió generar una positiva dualidad entre el trabajo individual y colaborativo entre las participantes del diplomado.
“Hoy me encuentro en un escenario educativo y social, que requiere una mirada interdisciplinaria de la condición, que asegure la participación directa de las personas y sus familias en sus proyectos de vida, por lo tanto, mi mayor interés ha sido acompañar a quienes sean mis estudiantes, desde la actualización teórica y desde acciones educativas validadas y respetuosas con la condición”, comentó.

Aprendizajes
Para la educadora Claudia Henríquez lo aprendido en cada módulo de este diplomado impactará de manera preponderante en su desempeño profesional y personal, “ya que con la formación académica recibida podré generar propuestas de intervención tanto a estudiantes como a sobrinos que presentan esta condición. Asimismo, me permitirá compartir en jornadas de reflexión pedagógica y a través del contacto directo con docentes, información sobre las características de los estudiantes con TEA, las etapas y especialistas implicados en el proceso de diagnóstico y sobre los diversos modelos de intervención que podrían dar respuesta a sus necesidades educativas y de integración social”.

“El principal aprendizaje que destaco de este diplomado tiene relación con el conocimiento de los tipos de planificación centrados tanto en la persona como en la familia, puesto que favorecen una propuesta contextualizada en cuanto a las fortalezas e intereses del estudiante, en donde la familia adquiere un papel de co terapeuta y que, en base a un funcionamiento a nivel de sistemas se genera un trabajo interdisciplinario entre los distintos estamentos implicados en la entrega de apoyos a los estudiantes que lo requieran, lo que en la práctica permitirá una real y significativa inclusión”, expresó.

Gisselle Carrasco, en tanto, cree que lo aprendido impactará en su quehacer docente al entregarle “una perspectiva amplia desde donde formar mi propia visión basada en evidencias, lejos de estereotipos que no contribuyen al fortalecimiento de prácticas educativas inclusivas”.

“Creo que la sistematización de hitos del desarrollo evolutivo, la consideración del curriculum como referente, así como la identificación de barreras contextuales, son aprendizajes fundamentales que permitirán plantear procesos de evaluación y respuesta socioeducativa multidimensionales y desde un marco de buenas prácticas profesionales. Asimismo, me parece relevante el énfasis en el diagnóstico temprano, pues los docentes tenemos un rol determinante al conocer estudiantes desde sus primeros años y en diferentes situaciones sociales y de aprendizaje”, manifestó.

En cuanto a los apoyos socioeducativos, considera que tener un amplio abanico de modelos de intervención basados en evidencia, es uno de los grandes facilitadores que fortalecen su quehacer docente. “Me parece que el principal aprendizaje se relaciona con comprender el proceso de apoyos desde el momento de la evaluación de forma interdisciplinaria, pues permite sistematizar el proceso desde las primeras interacciones con la persona”, concluyó.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.